×

Descripción general de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que podamos ofrecerle la mejor experiencia como usuario posible. La información de las cookies que se almacena en su navegador y realiza funciones así como reconocerlo cuando regrese a nuestro sitio web y ayudar a nuestro equipo y comprender qué secciones del sitio le resultan más interesantes y útiles.

Puede ajustar todos los ajustes de cookies mediante la navegación de las pestañas en el lado izquierdo.

Nombre de la cookie Aceptar
Reglamento general de protección de datos - - GDPR PRO todo en 1 Este módulo ayuda a que el sitio sea compatible con GDPR al agregar las características que cumplen con la ley.

Presentación Dióxido de Cloro envase de 500 ml AguaLab lo tiene para ti

visibility1414 Views comment0 comments person Posted By: Manuel Angel Alemany Figueroa list In: Sobre el Dióxido de cloro

En primer lugar, debemos saber que el Dióxido de Cloro es un gas verde amarillento, que se utiliza como blanqueador y agente potabilizador del agua para su adecuado consumo. Tiene un gran poder de solubilidad en el agua, y funciona con una potencia bastante superior a la del cloro natural, cuando de desinfección se trata.

Asimismo, es un agente oxidante ideal, cuando se quieren mejorar las propiedades del agua, es decir, para poder corregir tanto su sabor como el olor. Además, es capaz de actuar rápidamente como un potente bactericida, al ponerse en contacto con el agua y al reaccionar con la materia orgánica presente en ella.

¿Cómo se forma el Dióxido de Cloro?

El Dióxido de cloro es un compuesto químico muy diferente al cloro elemental, ya que se trata de un compuesto de cloro neutro, que no se hidroliza al entrar en contacto con el agua, sino que se mantiene como un gas en solución. Es muy soluble, sobre todo en agua fría, incluso 10 veces más soluble que el cloro común.

Para poder obtenerlo en el laboratorio, existen varios métodos de elaboración. Sin embargo, cuando se usa dentro del campo de la desinfección, la ruta tradicional es a partir de clorito de sodio, o con el método clorito- hipoclorito de sodio:

2 NaClO2 + 2 HCl + NaOCl → 2 ClO2 + 3 NaCl + H2O

También, con el método clorito de sodio–ácido clorhídrico:

5 NaClO2 + 4 HCl → 5 NaCl + 4 ClO2 + 2 H2O

O el método clorito-ácido sulfúrico:

8ClO2− + 4H2SO4 → 4ClO2 + 2HClO3 + 4SO42- + 2H2O + 2HCl

Propiedades más importantes del Dióxido de Cloro

Éste es un compuesto químico elemental en el tratamiento y desinfección de las impurezas del agua, para hacerla apta al consumo humano y animal. Y es que la potencia del dióxido de cloro es tan eficaz, que es capaz de evitar cientos de enfermedades, que pueden ser contraídas por el consumo de agua mal tratada, y eso es algo que debemos tomar muy en cuenta hoy en día.

Millones de virus, parásitos, bacterias, hongos, entre otros microorganismos pueden habitar en el agua, y causar enfermedades en los seres humanos. Es allí donde entra en acción el Dióxido de Cloro, como un potente bactericida que erradica todos estos bichos indeseados del vital líquido, facilitando la vida cotidiana.

Asimismo, otra de las ventajas que tiene el Dióxido de Cloro, va a ser la de destruir los fenoles presentes en el agua que bebemos, a diferencia de otros compuestos orgánicos como el Cloro en su esencia pura, que no es capaz de hacerlo.

Es un potente biocida que es muy comúnmente utilizado en las plantas de tratamiento del agua, para procesos alimentarios, torres de enfriamiento, entre otros, lo cual lo hace un producto fundamental para la vida humana.

Igualmente, es utilizado como blanqueador natural en los procesos industriales. Y es ideal en cualquier caso de desinfección, gracias a su elevada potencia eliminadora de agentes patógenos perjudiciales para el organismo.

Otra de sus poderosas bondades, viene a ser su excelente labor a la hora de eliminar protozoos, como los quistes de la Giardia, productores de enfermedades que pueden llegar a ser mortales en niños y adultos. Además de ser un estupendo exterminador de los huevos de Cryptosporidium.

Presentación Dióxido de Cloro de 500 ml de AguaLab

Al adquirir nuestro estupendo producto a un excelente precio, en su presentación envase de 500 ml, llevarás a casa un compuesto químico de alta pureza y de estupenda calidad, para el tratamiento de desinfección de aguas para el consumo humano y animal.

Nuestro Dióxido de Cloro actúa en contra de todos los microorganismos patógenos que pueden enfermarte a ti y a tu familia.

Y es que algo importante que debemos tener en cuenta, es que este es un producto que solo debe ser manipulado por adultos, siempre manteniéndolo alejado del alcance de los niños.

El Dióxido de Cloro es un compuesto químico que tiene propiedades menos invasivas, y más efectivas que el cloro en presentación común, eliminando por completo bacterias, parásitos y microorganismos.

Sin embargo, debe tener el manejo adecuado al momento de su utilización, pues podría tener algunos riesgos, sobre todo en la piel de los más pequeños del hogar.

¿Cómo se usa correctamente el Dióxido de Cloro presentación 500 ml de AguaLab?

Debes seguir los pasos correctos para utilizar el Dióxido de Cloro, una vez hayas adquirido nuestro producto en presentación de 500 ml. Igualmente, cuando queremos realizar la desinfección de aguas para el consumo, se deben seguir algunos pasos que te mostraremos a continuación.

En primer lugar, para proceder al saneamiento y potabilización del agua, se debe añadir 1 ml de la mezcla, a cada litro de agua que quieras desinfectar. Luego de haber añadido el compuesto, debes dejarlo actuar durante 30 minutos aproximadamente.

Es importante destacar que, antes de los 30 minutos, el agua no debe ser consumida. Incluso puedes dejar que el Dióxido de Cloro actúe por más tiempo, ya que este compuesto químico debe bajar hasta un mínimo de 1’5 ppm en el agua, para que sea adecuada y poder ingerirse.

Y es que se habla de nivel óptimo de cloro en el agua perfecta para tomar, cuando éste se encuentra entre 0´5 hasta 1’5 ppm. Si está fuera de ese rango, el agua no estará adecuadamente tratada.

Se debe tomar en cuenta el tipo de agua que deseas tratar, para aumentar o disminuir la cantidad de producto que se le deba añadir.

Por otra parte, es importante tomar ciertas precauciones durante la utilización del Dióxido de Cloro. Como por ejemplo, este es un compuesto que no debe entrar en contacto con la piel, para evitar manchas o alergias en la misma. Es por eso que debes utilizar guantes durante su manipulación.

En el caso de presentar heridas abiertas, tomar extra de precauciones para que no estén en contacto con el producto. No debe ser inhalado ni ingerido. Y finalmente, debe ser conservado en un lugar fresco, a temperatura ambiente, donde no esté en contacto con los rayos del sol.

Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre